AUTOMOTRIZ

KIA Sportage SXL

 

KIA avanza en México a pasos agigantados. La visión de la firma surcoreana es acertada y un producto como la Sportage es un buen ejemplo de ello. Es un paquete eficiente y diseñado para operar perfectamente, pero con un rango limitado. Intentaré la sensación.

 

Para su uso cotidiano, tiene todo lo que pudiéramos pedir, una conducción plácida con respuesta adecuada del acelerador y del volante. Pero, si se le exige de más, comienzan a salir algunas debilidades del vehículo.

 

Sobre todo porque en el mercado actual hay opciones técnicamente mejores, sin embargo en la mayoría de las alternativas el precio se eleva o el equipamiento es limitado. Así que quizá no sea la más capaz, pero no necesita serlo.

 

KIA ofrece con Sportage una buena motorización, 2.4 litros en la versión SLX. Sus 181 caballos son el punto exacto, pero no mucho más. Puede equipar tracción integral, apropiada para pavimento o condiciones resbaladizas, pero regresamos al argumento, no mucho más.

 

En todas las versiones, el equipo básico de seguridad está contemplado, incluso con motor de 2.0 litros se cuenta con seis bolsas de aire, antibloqueo de frenos y control de estabilidad. Para las SLX se anexan faros de xenón, llave inteligente, apertura eléctrica de la cajuela, pantalla de 7 pulgadas con Android Auto y CarPlay, sensores frontales y traseros, cámara de reversa, un quemacocos panorámico y rines de 19 pulgadas.

 

KIA creó un paquete muy atractivo en equipamiento para Sportage, y ésa es su principal fortaleza en el mercado. En otras palabras: ofrece un alto nivel a un precio razonable. Sin embargo, Sportage no es para todos.

 

El diseño es un tema subjetivo, pero si algo se puede decir es que no pasa desapercibido. ¿Cualidad o defecto?, dependerá del observador, pero hay suficientes ojos puestos en ella para tener a KIA contenta con las ventas. A diferencia del diseño, el manejo sí puede pasar desapercibido.

 

A pesar de que sí es ágil, realmente no ofrece grandes emociones. Esto nuevamente puede ser bueno o malo dependiendo de quién lo esté juzgando. Para los entusiastas, Sportage quedará debiendo en algunas situaciones.

 

Esto no es una falta de calidad o de capacidad por parte de la marca; al contrario, han estudiado bien al mercado y lo que éste necesita. Así, su oferta puede mantenerse esbelta en fabricación y atractiva en accesorios.

 

Compite con:

 

 

Honda CR-V TuRbo Plus Una alternativa un poco más amplia que la Sportage. Honda tiene bien merecido su lugar en el segmento, pero si se quiere equipar al nivel de KIA, se tendrá que pagar un premium en precio. $462,900 pesos.

 

Mazda CX-5 i GRand TouRinG Es la alternativa más deportiva del segmento, pero con menos equipamiento que el que ofrece Sportage e incluso con una motorización de menor potencia, aunque existe una versión más costosa con motor más grande. $459,900 pesos.

Escrito por Alberto Bortoni / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook