LOCAL

Proponen conceder usos de suelo al ‘mejor postor’

La iniciativa de Ley de Asentamientos plantea aumentar la superficie construible en un predio “con el pago de derechos sobre el potencial del uso del suelo de las superficies a ampliar”.

 

 

CANCÚN, Q. ROO.- Uno de los aspectos más delicados que propone la iniciativa de Ley de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano de Quintana Roo, es que abre la posibilidad de que se ponga precio a parámetros urbanos y se permita, a cambio de una “compensación económica”, aumentar la superficie construible en un predio, burlando así los límites definidos dentro de los instrumentos de planeación y política ambiental.

 

 

El tema es de los más graves que contiene la iniciativa de ley presentada por el diputado independiente Juan Carlos Pereyra, de acuerdo con el abogado y consultor Alfonso Ocampo, quien durante la primera entrega del análisis sobre dicha propuesta de ley –publicada ayer- alertó respecto a la invasión de competencias municipales y la violación a otras leyes.

 

 

En esta segunda parte, Ocampo advierte que la iniciativa propone que se puedan modificar e incrementar parámetros urbanos como el Coeficiente de Uso de Suelo y el Coeficiente de Ocupación del Suelo (CUS y COS), que determinan los límites de construcción dentro de un predio, de acuerdo con su superficie y otros elementos, pese a los límites establecidos en un Programa de Desarrollo Urbano (PDU), a cambio de una compensación económica.

 

 

De acuerdo con el artículo 78 de la iniciativa, se establece que “los programas municipales de Desarrollo Urbano podrán establecer instrumentos de zonificación incluyente, mediante los cuales se incremente el coeficiente básico de uso y ocupación del suelo, en función de la capacidad urbana, para lo cual, los propietarios tendrán que pagar los derechos sobre el potencial de uso del suelo de las superficies a ampliar”.

 

 

Para el también consultor, ello se traduce en que se podrá incrementar el CUS y el COS en función de la capacidad urbana, “con el pago de derechos sobre el potencial del uso del suelo de las superficies a ampliar, lo que significa que de nada sirve establecer parámetros urbanos en un PDU, si con un billete lo pueden cambiar o modificar”.

 

 

El abogado cuestionó si eso significa que los propietarios con menos capacidad econó- mica, quedarían marginados de la posibilidad de incrementar sus parámetros urbanos.

 

 

En ese mismo tema, el artículo 78 violentaría lo dispuesto por la propia Ley de Asentamientos, que estipula que toda actualización o modificación a los Programas de Desarrollo Urbano, se sujetará al mismo procedimiento que se establece para su formulación y expedición, que incluye estudios, consultas públicas y la intervención del Comité Municipal de Desarrollo Urbano y Vivienda, sin contar con la intervención del Cabildo. Para Alfonso Ocampo, ese artículo 78 sólo tiene fines recaudatorios y violenta la propia ley.

 

 

Escrito por Adriana Varillas

Reportera de Luces del Siglo


Twitter

Facebook