ELECCIONES 2018

"Un tema clave en el ambiente político en América Latina es casi ciertamente la frustración popular con el bajo crecimiento económico, escándalos de corrupción y el espectro de la actividad criminal endémica en algunos países", destaca.

 


WASHINGTON, EU.- La baja aprobación del Gobierno y de los partidos políticos en México podría fortalecer a candidatos poco tradicionales en la próxima elección presidencial de julio, advierte un análisis del Gobierno de Estados Unidos.

 


Presentada por el Director Nacional de Inteligencia de EU, Dan Coats, la Evaluación Mundial de Amenazas para 2018 cita además a México como uno de los países en América Latina donde se ve frustración por la corrupción, la criminalidad y la economía.

 


"Las elecciones presidenciales, incluidas las de México y Colombia, ocurren en un momento en que el apoyo a los partidos políticos e instituciones de Gobierno están en sus niveles récord más bajos y podrían fortalecer el atractivo de candidatos de tipo 'outsider' (poco tradicionales)", precisa el reporte.

 


"La corrupción, alta violencia y una tibia economía serán temas claves", señala el documento de 28 páginas.

 


Apenas en enero pasado, la encuesta Latinobarómetro ubicó a México como el país que tuvo en 2017 la caída más fuerte en apoyo a la democracia en toda América Latina, ubicándolo en 38 por ciento, que es considerado el nivel más bajo desde al menos 1995.

 


"Un tema clave en el ambiente político en América Latina es casi ciertamente la frustración popular con el bajo crecimiento económico, escándalos de corrupción y el espectro de la actividad criminal endémica en algunos países", destaca.

 


Sobre México, el Gobierno estadounidense apunta que el Presidente Enrique Peña está enfocado en lidiar con temas internos en anticipación a la elección presidencial, aunque subraya la posibilidad de un crecimiento económico menor ante la inflación y cambios en comercio.

 


"El Presidente Enrique Peña Nieto está enfocado en prioridades internas, incluida la reconstrucción de los terremotos de septiembre de 2017. El Gobierno mexicano ha hecho progreso lento en implementar reformas sobre Estado de derecho y continuará dependiendo en los militares para liderar los esfuerzos antinarcóticos", indica el documento en un diagnóstico que ya había repetido en su edición del año anterior.

 


Igual que en 2017, el informe destaca la disminución en la migración indocumentada desde México, pero advierte que malas condiciones económicas podrían revertirla.

 


En su comparecencia en el Comité de Inteligencia del Senado para presentar la Evaluación, el director Coats fue cuestionado sobre el incremento de los asesinatos en México durante 2017, y la respuesta fue: es casi abrumador.

 


"El Gobierno mexicano tiene un problema que continúa con respecto a las bandas y las organizaciones. Ha habido algunos arrestos de alto perfil. Hemos terminado con algunos laboratorios. México está cooperando. Sus militares están participando. Es casi abrumador para ellos controlar la situación al sur de la frontera", dijo Coats.

Escrito por José Díaz Briseño / Agencia Reforma

Reportero de Reforma


Twitter

Facebook